Aneto, aquí empezó todo

Aquí empezó todo, en esta carrera que antes se llamaba trail ANETO. Tenía una distancia de 96km y un desnivel acumulado de unos 6.800m+, salía desde Benasque para pasar a Vielha para, de nuevo llegar hasta Benasque, UNA MACHADA muy bonita. Recuerdo que llegué con mi equipación mas de triatleta que de corredor de montaña, con material que nadie más llevaba y con un exceso de peso considerable. Poco o nada preparado ni físicamente y mentalmente y tan solo con la ignorancia (que suele ser muy atrevida) de creerme que si había terminado todo lo que había corrido eso no iba a ser menos. El resultado de esa carrera mucho de vosotros lo sabéis, abandono en el km 70 (artiga de lyn) donde conseguí pinchar la tarjeta de paso para caer derrotado en los minutos siguientes de llegar a este paso. Volví al año siguiente y lo conquisté de una forma fantástica y todo lo que me había enseñado la montaña lo apliqué en todos los demás retos.

Desde entonces estoy más que enamorado de la montaña ya que me hizo sentir cosas que no había sentido antes, decidí en esos momentos de abandono, soledad, tristeza, cruda realidad y muchos otros sentimientos difíciles de enumerar que serían la punta de lanza con los que afrontarían los siguientes retos en la montaña. Ese momento ha sido el más duro que he vivido en el mundo del deporte en toda mi vida y no me confundo cuando digo o escribo que en todos los sentimientos que vividos en estas ultras está lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros.

Mañana marchamos para la que será mi tercera edición de la vuelta al Aneto, esta vez con un poco más de tela que cortar que las otras, ya que serán 109km con 7000+, y aunque la distancia no me asusta, si es verdad que le he perdido el tacto a enfrentarme a unas condiciones adversas en esa cantidad de km. Muchas historias tengo como sabéis, y en mi último año de competición real de ultras no corrí una en la que hiciera buen tiempo, todo salió siempre lo más duro, recordando con especial cariño el ULTRA SIERRA DE BANDOLEROS donde tuve el placer de conocer a SUPER PACO para mí D. FRANCISCO y realicé mi mejor posición de mi vida en carreras. Conseguí el puesto 16 de la general y mi compañero de aventura el 17 (tico tico que grande eres) en esta ocasión nos cayeron 116 l /m2 de agua y pudimos aguantar. Espero contar con un poquito de suerte para que dentro de lo que puede ser la carrera las condiciones meteorológicas no acaben con alguno de la expedición.

No me quiero enrollar mucho, quiero un post rápido y sencillo, 5 son los compañeros que vamos a correr esta carrera y cada uno de ellos tiene calidad humana y deportiva como para afrontarlo con la sapiencia de saber que si no acontece nada raro o lesión el reto es alcanzable. Cada uno de ellos/a tiene la ilusión, el conocimiento, el corazón y la fuerza necesarias para terminar este reto y cuidaremos unos de otros para que así sea.
Juanjo (si no conoces a Juanjo dentro del mundo del trail es que te falta cosas que aprender), Josemi (pese a su aspecto delgado y desgarbado es de los corredores de montaña más completos que conozco), Chicho (es pura pasión, todo lo que corre por sus venas es PASIÓN por lo que hace), Mª Ángeles (Se inicia en este mundo aunque no os la perdáis de vista, es una gacela corriendo) y un servidor que ni es rápido ni lleva tantos años en esto aunque conoces perfectamente a cada uno de sus compañeros de aventura.

Todo esto no podría ser sin que, PAULA, soportara todos los madrugones de la temporada, todas la horas de entreno, mi ausencia, mi absurda cabezonería, mis manías, mi egoísmo y mi irracionalidad a la hora de entrenar, gracias cariño ya que sin ti, nada de esto sería posible. Los que estáis leyendo esto y os veis reflejados sabéis que hay muchas más pero no puedo ponerlas todas………… luego se las digo a ella¡¡

Por supuesto, mi agradecimiento especial a Vicente Villa(deportes match 1) que sigue apoyando todos lo retos a los que me enfrento, a todos y cada unos de los compañeros con los que he compartido entrenos de montaña este año (y los que quedan) y como no¡¡ a mis brother´s trainer´s de siempre (triatletas por antonomasia) y que llevo en mi corazón a todas las pruebas que disputo. Fran¡¡¡ ya tengo el hacha en la mochila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *